Masajes linfáticos después de una liposucción

Masajes linfáticos después de una liposucción 

El drenaje linfático tras la liposucción es la forma mas efectiva de mejorar el postoperatorio de esta intervención: ayuda a la recuperación, mejora el aspecto de la piel y alivia el dolor. 

Los masajes linfáticos son una técnica no invasiva por lo que carecen de efectos secundarios y no existen contradicciones cuando los realiza un especialista. 

El drenaje linfático estará adaptado en cada sesión al punto de la recuperación en la que se encuentre el paciente por lo que no deberán sentir dolor y será un tratamiento totalmente personalizado. 

Si estás pensando realizarte una liposucción te aconsejamos revises todos los cuidados post-operatorios que recomendamos en nuestra página de liposucción para entender cómo adaptar estos masajes con el proceso de recuperación 

Para qué sirve el drenaje linfático post-liposucción

Primero debemos tener claro que es el sistema linfático: 

Paralelo a los vasos sanguíneos transcurre el sistema linfático, que es, básicamente un sistema de vasos que se encargan del transporte de la linfa. La linfa se filtra en los ganglios y se vierte en el sistema sanguíneo. 

A veces este sistema se congestiona y los ganglios son incapaces de depurar la linfa y da paso a un hinchazón.

Por lo que el drenaje linfático es un masaje enfocado a estimular el sistema linfático. Cuando el sistema linfático se colapsa es necesario expulsar los desechos, se eliminan mediante la orina y el sudor. El drenaje linfático estimula el proceso de eliminación y fortalece las defensas del cuerpo.

 

Para qué sirve el drenaje linfático post-liposucción

Recuperación post liposucción

Ya hemos hablado previamente de los cuidados tras la liposucción pero, ¿Cómo afecta el drenaje linfático a la recuperación tras una liposucción?

Los beneficios principales de los masajes tras la operación en nuestros pacientes son los siguientes:

  • Ayuda a la cicatrización de la piel y de todos los tejidos afectados 
  • Aminora el dolor y la inflamación tras la liposucción
  • Favorece la hidratación de la piel 
  • El periodo de recuperación tiende a ser menor 
  • Completa el proceso de eliminación de medicamentos o anestesia utilizado durante la liposucción
  • Mejora la sensibilidad de la piel
  • Ayuda a la recuperación de tejidos
  • Evita la aparición de cualquier hematoma

Este proceso si lo realiza un profesional consciente de que durante los primeros días no se deben realizar técnicas de masaje profundo el paciente no debe sufrir dolor.

Es muy normal el miedo a sentir dolor ya se confunde con lo que podría ser un masaje para lesiones y es todo lo contrario, es agradable incluso para poder disminuir el dolor que podría sufrir el paciente. 

Cuando empezar el drenaje linfático 

El drenaje linfático puede ser útil desde los días previos a la liposucción, aproximadamente 2 semanas antes de la intervención, especialmente si el paciente tiende a retener líquidos, pero los mayores beneficios son los posteriores a la intervención: 

El primer masaje se podrá realizar al día siguiente o pasado dos días desde la operación, así bien, estos deberán realizarse sobre la malla de comprensión para evitar movimiento en la piel, que como ya sabrás, debe reducirse al mínimo durante aproximadamente, la primera semana.

Como hemos dicho, el drenaje linfático sobre la piel debe esperar a que hayan pasado varios días desde la liposucción, el movimiento excesivo de la piel los días posteriores a la intervención puede dificultar la correcta regeneración linfática. 

Una vez pasados 5 días podrás comenzar a recibir los masajes sobre la piel. Es importante que la persona que los realice esté totalmente especializada en drenaje linfático, ya que la técnica incorrecta podría ralentizar el proceso de recuperación. 

Cuantos masajes de drenaje linfático son necesarios

Se aconseja que el número de sesiones sea de mínimo 10, pero normalmente oscila entre las 20 y las 30, aunque en algunas ocasiones con 15 son suficientes. 

Lo idóneo sería comenzar con sesiones muy seguidas, preferiblemente diarias durante la primera semana para posteriormente esparcirlas en el tiempo hasta llegar al número de sesiones estimadas.

Dependiendo de si los masajes son el único tratamiento de recuperación o se están complementando con otras alternativas se pueden aumentar el número de sesiones para poder asegurar la completa recuperación del paciente.

Debe tener en cuenta que el número que aportamos es aproximado y el especialista puede decidir si aumentarlas o disminuirlas. 

La duración del proceso dependerá de cómo va mejorando el paciente, del tipo de piel, de la recuperación autónoma del cuerpo, por lo que no se puede dar un número exacto como regla.

Precio drenaje linfático post-liposucción madrid

El precio del masaje para el drenaje linfático post-liposucción depende de muchos factores, el profesional, la extensión de las zonas a tratar, el número de sesiones…

Cada sesión tiene una duración de aproximadamente 40 minutos y una hora para poder abarcar la sesión por todo el cuerpo.

Por lo que el precio se calcula por cada masaje, quedando un precio aproximado de entre 40 y 60 euros por sesión. 

Estos artículos te pueden interesar

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más información