Lobuloplastia, reconstrucción del lóbulo de la oreja

Lobuloplastia, reconstrucción del lóbulo de la oreja

La lobuloplastia es una cirugía sencilla que pertenece a la familia de la cirugía estética que corrige las orejas rasgadas o el desprendimiento del lóbulo debido al alargamiento de la perforación clásica de las orejas. 

Esta cirugía permite al paciente recuperar el aspecto natural de las orejas que por diversos motivos han sufrido un alargamiento.

Las orejas rasgadas por pendientes son muy comunes en gente mayor, especialmente en mujeres que, desde niñas, han utilizado pendientes cada vez más pesados y debido a ese peso en el lóbulo se va creando una separación.

También han aumentado el número de jóvenes con este problema en una oreja debido a que hace unos años se pudo de moda entre los adolescentes el uso de dilataciones. 

Esta técnica se ha ido perfeccionando a lo largo del siglo XX una vez los pendientes se introdujeron en la vestimenta diaria de las mujeres el número de problemas en el lóbulo ha ido en aumento.

Proceso de la operación del lóbulo de la oreja

En primer lugar debes tener claro si la lobuloplastia te va a ofrecer el resultado que deseas:

la La reconstrucción del lóbulo está indicada para personas que quieren recuperar la apariencia normal sin dejar evidencia del uso previo de dilataciones o de la propia rasgadura. Aún así pasado el tiempo de cicatrización el paciente puede volver a perforar la oreja para el uso de pendientes en el día a día. 

Todas las personas con un problema de lóbulo rasgado es apta para la operación, siempre que, una vez realizado un análisis de sangre todos los valores sean aptos para realizar una cirugía.

Como en todos los procedimientos de tipo estético, no solo en la lobuloplastia, se pide un análisis al paciente, de esta forma todo el personal médico se asegura que la intervención es segura para el paciente.

La operación se realiza con anestesia local, por lo que en paciente volverá a su casa tras la operación, no siendo necesaria la hospitalización. 

Reconstrucción lóbulo de la oreja por pasos:

    • El equipo médico realizará una limpieza exhaustiva de toda la zona a manipular. Una vez toda está en las condiciones idóneas se procede a marcar las secciones en las que se realizarán las incisiones.
    • Cuando las zonas del lóbulo a tratar están delimitadas se inyecta en las orejas la anestesia al paciente. La anestesia es local por lo tanto el paciente estará consciente durante todo el proceso.
    • Una vez está anestesiada se reseca la piel que el cirujano retirará pasados unos minutos. Los fragmentos de piel que se retiran son de la parte interna de la perforación que está dividida en 4 fracciones.
    • El desprendimiento del agujero será total por lo que el lóbulo se queda dividido en dos fracciones
    • Una vez retirada se vuelve a unir la piel de forma transversal con unas mínimas suturas. Es importante saber que las suturas se dan tanto por la cara anterior como la posterior para los posteriores cuidados en casa.
    • En caso de que la pérdida de grasa del lóbulo sea muy evidente se puede inyectar relleno con su propia grasa o con ácido hialurónico, este último es totalmente compatible con el proceso.

    Ambas opciones son válidas para reforzar la zona y mejorar la consistencia, tras este proceso podemos asegurarle al paciente poder hacer uso de nuevo de los pendientes en un futuro.

Proceso de la lobuloplastia para coser las orejas

¿Duele cerrar los agujeros de las orejas?

No, como hemos dicho previamente la anestesia es local por lo que el paciente no nota nada durante la intervención.

Durante las primeras horas el paciente puede presentar inflamación y dolor a medida que la anestesia va desapareciendo. Este dolor se puede amenizar con antiinflamatorios que le aconsejará el cirujano.

Postoperatorio de la lobuloplastia

En cuanto al postoperatorio no es doloroso ni requiere especial tratamiento. El paciente podrá regresar a su casa el mismo día y desde el día siguiente al de la operación podrá hacer vida normal.

El médico que realice la operación le dará los consejos necesarios para los días posteriores a la intervención: no dormir sobre el lado afectado, número de días que se debe evitar el contacto de los puntos con agua y cuidados para evitar el contacto.

Si se realizan todos los cuidados que exponga su cirujano no habrá problemas de infecciones en el proceso de cicatrizado. En caso de ver alguna infección o hematoma debe acudir al especialista.

Entre los 7 y los 10 días de la lobuloplastia deberás volver a tu médico para la retirada de los puntos.

En caso de querer realizar perforaciones en las orejas tras la operación debe esperarse aproximadamente dos meses que es el tiempo estimado en el que el lóbulo está totalmente cicatrizada.

¿Queda cicatriz tras la lobuloplastia?

Los resultados se pueden ver una vez el especialista retire los puntos y las tiritas que cubrirán las zonas durante los primeros días.

La cicatriz es casi inapreciable y se va camuflando de forma progresiva. Durante las primeras semanas es visible una línea roja que termina desapareciendo en muy poco tiempo.

En pocos casos la cicatriz puede apreciarse, esto dependerá del proceso de curación de cada persona, con los cuidados adecuados y siguiendo los pasos aconsejados por el doctor no tiene que ocurrir.

 

 

Lobuloplastia sin cicatriz
Lobuloplastia sin cicatriz

Precio de una lobuloplastia en Madrid

La lobuloplastia en ambas orejas tiene un costo de aproximadamente 599 euros, en este precio es incluida la cita previa para poder realizar un diagnóstico y cubrir las necesidades previas del paciente.

Es preferible asistir a una consulta para realizar un presupuesto que se adapte a las necesidades del paciente, en especial si solo quiere realizarse la intervención en una oreja.

Estos artículos te pueden interesar

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más información