Cómo eliminar el melasma definitivamente

Paño en la piel, melasma, cloasma (el que suele aparecer durante el embarazo) son nombres distintos de una alteración de la pigmentación de la piel que afecta principalmente a la cara. Se caracteriza por unas manchas oscuras que rompen la uniformidad de la dermis y suelen suponer un problema estético para la persona que lo padece.  

¿Se puede eliminar el melasma definitivamente?, ¿cómo? En este artículo te respondemos a estas preguntas. 

Pero antes, vamos a ver qué es exactamente y qué factores lo producen.

¿Qué es el melasma o paño en la cara?

El melasma dérmico es un trastorno de hiperpigmentación muy frecuente que se da sobre todo en mujeres jóvenes o de mediana edad. Aparece como una o varias manchas de bordes irregulares, simétricas y de color amarronado en las zonas del cuerpo más expuestas al sol y visibles: zona facial (pómulos, frente, parte superior del labio) y cuello. Estas manchas no desaparecen, como sucede con el bronceado.

Causas del melasma en la piel

El melasma se produce por una estimulación exagerada de los melanocitos, lo que da lugar a las manchas en la piel.

Normalmente existe una predisposición genética y puede ser hereditario. Pero no se asocia a una única causa. ¿Qué otros factores hay detrás?:

  • Factores hormonales: los cambios hormonales que se producen durante el embarazo, la toma de anticonceptivos hormonales, la terapia sustitutiva en la menopausia o las alteraciones menstruales, pueden desencadenar la aparición de las manchas oscuras en la piel. Los niveles altos de hormonas femeninas, en especial estrógenos y progesterona, son causa importante de fotosensibilidad de la piel. A veces la hiperpigmentación aparece por problemas hormonales asociados a enfermedades de tiroides (hiper/hipotiroidismo).
  • Ingesta de determinados medicamentos, como corticoides.
  • Exposición a la luz del sol de forma prolongada y sin utilizar un filtro solar (esta es la mayor causa de fotoenvejecimiento cutáneo). 

Cómo quitar las manchas de la cara del melasma

La aparición de melasmas puede ser un aviso de fotoenvejecimiento cutáneo, no siempre se debe a una reacción indeseada frente a la luz del sol. Por ello es importante ayudar a la piel a corregir el daño que ha sufrido además de tratar el problema estético.

En algunos casos el paño de la cara desaparece simplemente cuidando la exposición solar. Sin embargo, en muchos casos esto no ocurre y se puede recurrir a varias opciones para quitar las manchas y eliminar el melasma. 

El médico especialista en estética será quien recomiende al paciente la combinación específica de tratamientos que necesita.

Veamos los distintos tipos de tratamiento que existen:

Los cosméticos despigmentantes

Estos productos (cremas y exfoliantes) pueden ayudar a quitar las manchas de melasma o por lo menos suavizarlas si se aplican de forma muy constante. Son efectivos si el oscurecimiento de la piel es superficial.

El peeling, un tratamiento para quitar el melasma definitivamente

Cuando no es suficiente con los cosméticos despigmentantes, la medicina estética tiene otras opciones de tratamiento de melasma como los peelings químicos de uso médico. Estos tratamientos incluyen principios activos como hidroquinona, ácido kójico, azelaico, retinoico o tranexámico que ayudan a despigmentar la piel y exfoliarla

Los beneficios se notan de forma inmediata: mayor hidratación, más brillo y unificación de la tonalidad cutánea.

Los peeling químicos deben ser aplicados por un especialista en la consulta, habiendo hecho previamente un estudio de la piel del paciente y sus necesidades. Se complementan con otros productos para la piel que el paciente se aplica en casa para que en los días posteriores al tratamiento la piel no sufra.

Este procedimiento habitualmente se combina con el láser.

Tratamiento para el melasma con láser

Otra forma de eliminar melasma definitivamente de manera progresiva es mediante el láser pigmentario. Es ideal cuando la hiperpigmentación del melasma en la cara o cualquier otra parte del cuerpo es alta. Gracias al láser se unifica el tono de la piel y se eliminan las células muertas. 

cómo eliminar el melasma

Al aplicar el láser, el dermatólogo tiene más control sobre la intensidad del tratamiento, lo que lo hace más preciso. Existen distintas alternativas de láser y luz pulsada intensa (IPL), en cualquier caso, se actúa sobre las áreas afectadas con luz de alta energía. Los tratamientos más suaves se dirigen a la capa superficial de la piel (la epidermis), mientras que los más intensos pueden penetrar en las capas más profundas.

Tras el tratamiento, el paciente puede incorporarse inmediatamente a su vida normal.

Este procedimiento, se suele combinar con otros como el peeling químico para obtener mejores resultados. Dependerá de las necesidades específicas del paciente.

La microdermoabrasión, otra forma de quitar manchas hormonales de la cara

Consiste en un peeling mecánico que se realiza a través de punta diamante o microcristales de aluminio. Se quitan las capas superficiales de la piel para restaurarlas completamente, quedando el cutis rejuvenecido y luminoso.

Los resultados tras una sesión son rápidos. Además, el nuevo colágeno ayuda a aumentar la elasticidad de la piel.

El melasma y la prevención

Muchos casos de melasma surgen por una tendencia genética, otros, por motivos ambientales.  

En cualquier caso, la medida más importante para prevenir o reducir la gravedad del melasma es mantener una actitud proactiva respecto a la protección solar. Es fundamental limitar el tiempo de exposición al sol, no hacerlo durante las horas de radiación más intensa y utilizar ropa que proteja y gorras o sombreros siempre que sea posible. Durante la temporada de calor es aconsejable utilizar una crema solar de SPF 50+.

La protección solar no es solo para los que toman el sol. Los rayos del sol afectan a la piel también en los días nublados, de modo que se debe aplicar un protector solar adecuado de forma diaria. 

El tratamiento del melasma debe acompañarse de una fotoprotección estricta que deberá mantenerse durante las semanas siguientes. Se deben seleccionar fotoprotectores que cubran tanto las radiaciones ultravioletas (UVA, UVB), como la luz visible e incluso la energía de los infrarrojos.

Además, es aconsejable seguir estas recomendaciones antes y después del tratamiento:

  • Vigilar la toma de medicamentos como los anticonceptivos orales, que pueden afectar la epidermis y provocar la aparición de reacciones cutáneas y manchas.
  • No utilizar maquillaje o cosméticos con ingredientes químicos que, en contacto con el sol, pueden generar una irritación de la piel y aumentar los efectos del melasma. (Se puede utilizar maquillaje para ocultar las manchas de melasma, pero este debe ser a base de ingredientes ecológicos).
  • Usar cremas o cosméticos naturales que no contengan alcohol ni derivados del petróleo. 
  • Hidratar bien la piel de forma continua.

Preguntas frecuentes sobre el tratamiento para el melasma

¿Cuántas sesiones de tratamiento de melasma necesito?

El número de sesiones depende del tratamiento de melasma específico que precise el paciente y de cómo responda su piel. 

Por lo general, en el tratamiento con láser se suele realizar un plan de tratamiento inicial con 2-5 sesiones espaciadas por 2-6 semanas. Si los resultados son buenos y no existen recaídas muy fuertes, pueden realizarse sesiones de mantenimiento anuales.

Si deseas consultar con nuestro equipo de especialistas, llámanos y solicita una cita gratuita y sin compromiso. Te asesoraremos sobre el tratamiento más adecuado para ti.

¿Los tratamientos de melasma tienen efectos secundarios?

Tras el tratamiento de melasma, se puede producir una leve irritación o sequedad cutánea. Estos efectos secundarios desaparecen por sí solos en poco tiempo.

¿Cuándo veré los primeros resultados del tratamiento de melasma?

En muchos casos, se produce una respuesta óptima al tratamiento en pocas sesiones. Otras veces, se necesitan más sesiones para ver resultados. Dependerá del tipo de melasma, el fototipo y la clínica de melasma previa del paciente.

Si deseas una sesión de valoración con nuestro equipo de especialistas, llámanos y solicita una cita gratuita y sin compromiso. Te asesoraremos sobre el tratamiento personalizado para ti.

Artículo redactado por

Carolina Sáez
Carolina Sáez

Redactora con 10 años experiencia especializada en cirugía y medicina estética.

Información importante sobre este artículo

Aunque la información de este articulo pueda ser correcta o fiable y su contenido estar bien documentado, es posible que lo que se describa no corresponda con una situación de salud específica y no puede en ningún caso sustituir el consejo de un médico u otro profesional de la salud. Más información

Solicita una valoración Gratuita

Resumen de política de Privacidad por la cual acepto y autorizo a que mis datos sean tratados por Clínica Ibiza S.L, con las finalidades detalladas en la Política de Privacidad para remitirme, por cualquier medio, incluidos los electrónicos (mensajería directa, correo electrónico o telefónicamente), boletines (newsletter) informando acerca de productos o servicios de Clínica Ibiza así comunicaciones de cortesía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba