¿Se puede usar gorra después de un implante capilar?

La respuesta es sí, puedes usar gorra después de un implante capilar bajo algunas condiciones y con un tipo de gora especial. De otra manera las zonas intervenidas pueden dañarse, y no queremos que eso pase bajo ningún concepto.

Te explicamos en qué momento hacerlo, cómo y otros complementos que puedes o no utilizar para proteger la cabeza o tapar el pelo durante el tiempo de recuperación. Para que te sientas cómodo y seguro mientras cuidas tu cabello recién injertado de la mejor manera.

gorra después injerto capilar

¿Puedo usar gorra después de un implante capilar?

En los diez primeros días tras el implante capilar no debes utilizar gorra, ya que podría afectar a los resultados de la intervención. El tener la zona tapada, junto con la compresión y la sudoración producidas por llevar puesto este complemento, podría causar complicaciones en el trasplante capilar, incluída la foliculitis.

Pasados los diez primeros días, sí que puedes llevarla siempre que te asegures de que queda floja, para no dañar los folículos. Ante cualquier duda, lo recomendable es no usarla hasta pasado un mes.

¿Qué tipo de gorra se recomienda llevar tras un injerto capilar?

El tipo de gorra que solemos recomendar en nuestra clínica de injerto capilar pasados los primeros diez días tras el injerto debe reunir estas características:

  1. Es ligera y de textura suave.
  2. Está hecha de un tejido transpirable o de rejilla.
  3. Tiene un color distinto al negro, para no absorber tanto los rayos del sol.
  4. No aprieta los injertos ni la zona de la que se extrajeron las unidades foliculares en el trasplante capilar FUE. 

Seguro que encuentras una gorra adecuada y a tu gusto, hay muchos tipos que cumplen con estas características entre los que puedes elegir. Aquí te dejamos algunas ideas:

  • Gorra militar: una gorra plana con visera, más suave que la clásica gorra de béisbol.  
  • Gorra inglesa: estrecha y plana en la parte de arriba.
  • Gorra irlandesa: redonda, corta y generalmente fabricada con lana.
  • Gorro de pesca: ligera y con una visera que se extiende desde la parte de delante hacia detrás y los lados.
  • Gorra Gavroche: ligeramente abombada por encima, elegante.

¿Cómo colocarse la gorra después de un injerto capilar?

Hay que ser muy cuidadoso a la hora de ponerse y quitarse la gorra. Estos son los consejos para hacerlo sin afectar a las zonas intervenidas en el trasplante:

  • Colocarla siempre desde delante hacia atrás.
  • No ponerla muy ajustada para que no apriete los injertos ni la zona donante. En el caso de la gorra de béisbol, se puede dejar abierta por detrás.
  • Para quitarla, hacerlo desde la parte de atrás hacia delante. Si se trata de una gorra de béisbol, lo primero es soltar el cierre de atrás.

Tipos de complementos que puedes o no usar después de la intervención

Usar gorra o visera tras un injerto capilar

Como hemos visto, se puede llevar gorra tras un injerto capilar a partir de los diez días siempre que esta quede holgada y siguiendo los consejos sobre cómo ponerla y cómo quitarla. Así nos asegurarnos de no afectar a los folículos injertados ni a la zona donante.

Si queremos llevar gorra de forma habitual, deberemos esperar a que haya pasado un mes desde el trasplante. 

Utilizar sombrero después de un trasplante de pelo

El sombrero, al igual que la gorra, podrá utilizarse a los diez días si queda suficientemente holgado. En caso de apretar mínimamente el cuero cabelludo, su uso se debe posponer hasta los 30 días.

Usar casco después de un implante capilar

El uso de casco después del implante capilar no es aconsejable hasta pasado un mes desde la intervención, ya que aprieta la cabeza y puede afectar al injerto capilar.

Por lo tanto, durante el primer mes, deberemos restringir cualquier actividad que requiera el uso de casco.

Llevar cintas y diademas en el pelo tras un microinjerto

Para llevar cintas, diademas o complementos similares en el pelo, debes esperar hasta que pase un mes tras el microinjerto.

Utilizar gorro después de un trasplante de cabello

Los gorros para protegerse del frío deben evitarse hasta que pasen 30 días de la intervención. La razón es que la lana es un material que se engancha con cierta facilidad en las unidades foliculares injertadas y al quitarnos el gorro, podríamos arrancarlos y dañar la zona.

Veamos otros tipos de gorros que tampoco deben usarse hasta pasado un mes:

  • Gorros festivos (como los que se suelen usar por ejemplo en las fiestas de cumpleaños).
  • Gorros de piscina, ya que quedan muy ajustados. Además, no podremos bañarnos durante ese tiempo, ni en el mar ni en la piscina.
  • Gorros de ducha.

Usar pelucas tras un injerto de pelo

El uso de las pelucas puede retomarse al mes del implante, pero no se aconseja hacerlo antes.

Uso de otras prendas tras el trasplante de cabello

El uso de otras prendas que se llevan en la cabeza como la kipá, el turbante o el hiyab debe evitarse durante el primer mes ya que puede afectar al resultado del trasplante.

Pasados los primeros 30 días, podremos volver a usarlas con normalidad.

Alternativas para cubrir el pelo tras un trasplante capilar

Para proteger y ocultar el cabello durante el proceso de recuperación, si no quieres utilizar gorro o algún tipo de gorra, existen estas alternativas que puedes usar tranquilamente pasado el primer mes.

  • Capuchas: suelen ser ligeras y quedar holgadas. Además, puedes ajustarlas a tu gusto, por lo que podrás utilizarlas sin temor a que presionen demasiado la zona operada.
  • Pañuelos y bandanas: suelen ir atados a la cabeza a la altura de la nuca. A no ser que justamente alguna de las áreas intervenidas se encuentre en esa parte, pueden ser una alternativa bastante adecuada y cómoda. 

Artículo redactado por

Alicia Del Alamo
Alicia Del Alamo

Enfermera titulada y redactora de contenidos, especializada en temas de Salud y Belleza

Información importante sobre este artículo

Aunque la información de este articulo pueda ser correcta o fiable y su contenido estar bien documentado, es posible que lo que se describa no corresponda con una situación de salud específica y no puede en ningún caso sustituir el consejo de un médico u otro profesional de la salud. Más información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba