Shock Loss, ¿es para preocuparse?

El primer mes después de un injerto capilar lo habitual es que veamos el pelo injertado y pensemos que va a ir creciendo poco a poco. No hay de qué preocuparse. Pero, ¿y si de repente un día vemos que el cabello se está empezando a caer?

“¿Qué me está pasando? ¿Por qué estoy perdiendo pelo? ¿Podré recuperarlo?” Son muchas las preguntas que se nos vienen a la cabeza. Y es que la pérdida de pelo o Shock Loss preocupa bastante por el cambio brusco que supone y porque sentimos que vamos para atrás, es decir, que volvemos a estar como antes de la intervención.

Afortunadamente, es algo pasajero, un proceso normal y necesario dentro de la evolución posterior al trasplante de pelo. Por término medio dura 1 mes y después el cabello crecerá normalmente.

En este artículo te vamos a contar todo lo que necesitas saber sobre el Shock Loss.

¿En qué consiste el Shock Loss?

El Shock Loss consiste en la caída del pelo que suele producirse tanto en hombres como en mujeres aproximadamente 1 mes después de haber tenido una intervención de injerto capilar. Esta pérdida de cabello se da más frecuentemente en la zona receptora, pero también puede darse en la zona donante, afectando al pelo nativo.

El Shock Loss dura alrededor de 2 semanas y suelen pasar otras 2 hasta que dejamos de notarlo. Por lo tanto, aunque no es algo fijo y depende de cada caso, por término medio dura 1 mes.

Es importante tener presente que es una reacción del organismo después de la propia intervención. Por lo tanto, no solo es normal sino que es una etapa por la que se debe pasar, tras la cual el cabello injertado y el nativo crecerán adecuadamente sin que tengamos que preocuparnos. 

No siempre ocurre el Shock Loss, pero la proporción de pacientes que no pasa por esta fase es muy baja.

Causas de la caída de pelo o Shock Loss

Para entender las causas de la caída de pelo después de un implante capilar, es fundamental señalar cuáles son las fases de crecimiento del cabello: 

  1. De crecimiento o anágena
  2. De transición o catágena
  3. De caída o telógena

Después de realizarse un injerto, el Shock Loss se produce en la zona receptora, ya que los folículos trasplantados detienen su actividad de crecimiento y antes de retomar el ciclo tienen que desprenderse del pelo.

Las causas pueden ser:

  • El estrés que sufre la zona receptora del trasplante como parte natural del proceso (es independiente de la habilidad del cirujano que practica la técnica)
  • Que los folículos pilosos al ser trasplantados queden demasiado cerca o que el tamaño de las incisiones sea demasiado grande
  • Que se realicen micropunciones accidentales sobre folículos sanos 
  • Que el folículo piloso que se va a implantar sufra algún daño previamente

Algunas técnicas de implante capilar dan lugar con mayor frecuencia a esta caída de pelo postraumática en la zona donante. Como el método FUE, en el cual el folículo es extraído haciendo un ejercicio de presión. Si se daña por cualquier error, puede perderse y no producirá cabello nuevo.

En la técnica FUT, si el cirujano trata de obtener una gran cantidad de unidades foliculares de 1 sola vez sin cerrar la herida adecuadamente, se puede desencadenar la pérdida permanente de pelo en la zona donadora.

¿Cuánto dura el Shock Loss?

Para hablar de duración del Shock Loss, tenemos que distinguir entre el temporal y el permanente.

¿Qué es el Shock Loss temporal y cuanto dura?

El Shock Loss temporal es la caída de pelo que se produce al mes de haber realizado un injerto capilar y que ocurre como reacción natural del cuero cabelludo a la intervención. Dura aproximadamente 1 mes. Después el pelo vuelve a crecer con normalidad.

¿Qué es el Shock Loss permanente?

El shock loss permanente es el resultado de un trauma mantenido en el folículo piloso, el cual provoca que deje de crecer y producir
nuevos pelos. 

También hay que tener en cuenta la acción sobre los folículos de la hormona dihidrotestosterona (DHT), causante de la caída del cabello y la calvicie. Los folículos afectados por ella están destinados a caerse definitivamente con los años.

El Shock Loss permanente también ocurre como consecuencia de la transección folicular, proceso por el cual importantes estructuras del pelo (como el bulbo) se lesionan durante el trasplante y la unidad folicular pierde su funcionalidad.

¿Se puede evitar el Shock Loss temporal?

El Shock Loss temporal no se puede evitar ya que es una reacción normal a la intervención que se produce de manera transitoria.

Solo un porcentaje muy bajo de los pacientes intervenidos no presentan esta fase de pérdida de cabello o Shock Loss.

¿Con qué tipo de técnicas ocurre el Shock Loss?

El Shock Loss temporal es independiente de la técnica empleada para el injerto, se da en todos los tipos: FUE, método sin rapar, FUSS).

Es una respuesta natural del organismo a la propia intervención. Dura aproximadamente 15 días y después da paso a un crecimiento normal del pelo.

¿Me tengo que preocupar si me aparece el Shock Loss?

El Shock Loss suele preocupar a muchas personas, pero en realidad no tendría por qué. Aunque el cabello se caiga, no vamos a perder el pelo injertado. Las unidades foliculares implantadas se mantienen y de ellas crecerán los folículos pilosos, por lo que el cabello volverá a nacer pasadas unas semanas y desaparecerán los huecos que produce el Shock Loss. A partir de ahí ya solo queda esperar y ver cómo crece el pelo.

Consejos y recomendaciones

Dado que el objetivo del microinjerto capilar es recuperar el pelo perdido y no causar mayor pérdida de cabello, es lógico poner todos los medios a nuestro alcance para evitarla.

¿Cómo reducir los riesgos de Shock Loss?

Se ha visto que la administración de minoxidil u otras medicaciones que existen para reducir la pérdida de pelo antes de la operación, pueden contribuir. 

Pero lo principal es contar con un cirujano cualificado, tanto para reducir el riesgo de Shock Loss como para obtener unos resultados óptimos de la intervención.

¿Cómo disimular el efecto Shock Loss?

Fármacos como el minoxidil ayudan a acelerar el crecimiento del pelo después de la intervención de cirugía capilar. 

También hay vitaminas como la biotina que se pueden ingerir oralmente durante este período para controlar la caída del cabello. Además se pueden aplicar a través de tratamientos y champús que ayudan al fortalecimiento del pelo.

Diagnóstico capilar en Clínica Ibiza

Si estás pensando hacerte un injerto capilar y quieres saber más sobre este tipo de tratamiento, puedes solicitar tu diagnóstico capilar gratuito directamente en el enlace.

Artículo redactado por

Alicia Del Alamo
Alicia Del Alamo

Enfermera titulada y redactora de contenidos, especializada en temas de Salud y Belleza

Información importante sobre este artículo

Aunque la información de este articulo pueda ser correcta o fiable y su contenido estar bien documentado, es posible que lo que se describa no corresponda con una situación de salud específica y no puede en ningún caso sustituir el consejo de un médico u otro profesional de la salud. Más información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba