Rinomodelación sin cirugía

RINOMODELACIÓN

Sin Cirugía con ácido Hialurónico

La Rinomodelación sin cirugía permite remodelar la nariz mediante la infiltración de un material de relleno (normalmente ácido hialurónico). Con este tratamiento mejorarás irregularidades del perfil, tanto del caballete como de la punta nasal, y otras imperfecciones de las áreas proximal, media y distal de la nariz.

Precio desde 350€

Un tratamiento con todo incluido, diagnóstico médico, asesoramiento, realización del tratamiento, revisión y retoque si fuese necesario.

Sin Cirugía

Tratamiento con ácido hialurónico. Se realiza en 20 min, con anestesia local y es indoloro. Los resultados se ven en pocas horas y pueden durar hasta 1 año.

Ideal para tratar

La nariz ancha, desviaciones y asimetrías leves, levantamiento de la punta, disminución del “caballete”, nariz aguileña o chata.

Solicita un Diagnóstico Gratuito

Resumen de política de Privacidad por la cual acepto y autorizo a que mis datos sean tratados por Clínica Ibiza S.L, con las finalidades detalladas en la Política de Privacidad para remitirme, por cualquier medio, incluidos los electrónicos (mensajería directa, correo electrónico o telefónicamente), boletines (newsletter) informando acerca de productos o servicios de Clínica Ibiza así comunicaciones de cortesía.
Detalles del tratamiento  
Precio desde 350€
Resultados  Inmediatos
Duración hasta 1 año
Tiempo 20 minutos

Rinomodelación sin cirugía en Madrid

DirecciónC/ Antonio Arias 7
Código postal28009 Madrid
Teléfono citas915572540
Whastapp600751010
Distrito Retiro
MetroSainz de Baranda
Horario del centroL-V 11:00h a 20:00h
Nº Registro SanitarioCs11673
  

¿Qué es una rinomodelación sin cirugía?

Modifica la forma de tu nariz sin cirugía en una sola sesión con ácido hialurónico.

La Rinomodelación sin cirugía es una técnica de medicina estética indicada para tratar pequeñas imperfecciones, remodelar o mejorar el perfil de la nariz a través del uso de rellenos faciales generalmente reabsorbibles como el ácido hialurónico

El remodelado nasal es una excelente alternativa a un procedimiento quirúrgico como la Rinoplastia, ya que gracias a esta rinomodelación sin cirugía, además de evitar el quirófano y lo que eso conlleva (anestesia, inactividad, postoperatorio), podrás reincorporarte a tus actividades cotidianas nada más acabar el tratamiento.

La duración de los efectos pueden durar hasta 1 año y se realiza en apenas 15 minutos, es prácticamente indoloro ofrece muy buenos resultados en corrección de asimetrías e irregularidades leves.

Con la Rinomodelación sin cirugía se consigue rejuvenecer la nariz, remodelarla y mejorar su forma para adaptarla a la fisionomía de la persona, aportando una mejora de la confianza y seguridad.

Son muchos los defectos e imperfecciones que pueden ser corregidos con esta técnica, consiguiendo mejorar no solo la apariencia de la nariz sino su armonía con el resto del rostro:

Del tercio proximal nasal:

  • Tratamiento de la deformidad del dorso en “silla de montar”
  • Corrección de joroba o cifosis dorsal, más conocida como “caballete” nasal 

Del tercio medio nasal:

  • Rectificación del alineamiento o perfil de la nariz (nariz aguileña)
  • Corrección de nariz torcida: desviaciones septales, asimetrías leves (rinoescoliosis).
  • Eliminación de pequeñas imperfecciones en la curvatura final de la nariz

Del tercio distal nasal:

  • Perfilado de la punta nasal
  • Modificación del cierre del ángulo nasolabial y caída de punta
  • Modelado de narices chatas

Otras:

  • Relleno del dorso (narices con dorso cóncavo, negroides y orientales) o de la raíz nasal (radix hundido, pseudocifosis), arista ancha del dorso. Nariz ancha.
  • Irregularidades de la superficie nasal en pacientes post rinoplastia quirúrgica

La Rinomodelación de la nariz sin cirugía está indicada tanto en mujeres como en hombres de todas las edades que desean mejorar moderadas o leves imperfecciones de las que hemos visto anteriormente, sin involucrar un cambio en las estructuras óseas de la misma. Por ejemplo: suavizar la forma aguileña, rellenar ciertas zonas o subir la punta para obtener una nariz más respingona.

Así mismo, está indicada en aquellas personas que quieren cambiar la forma de su nariz pero presentan contraindicaciones quirúrgicas y no se les puede aplicar anestesia general o simplemente desean evitar el bisturí. 

También en pacientes que tienen pensado realizarse una rinoplastia quirúrgica a más largo plazo y quieren simular el resultado de este tratamiento quirúrgico antes de pasar por él.

Los menores de 18 años pueden ser candidatos a este tratamiento pero hay que estudiar cada caso por separado.

Primero, el paciente se sienta en posición vertical y el especialista delimita las zonas de la nariz a tratar.

A continuación, se realizan las medidas previas de asepsia y antisepsia del área y se aplica la crema anestésica local a base de lidocaína, benzocaína. Esto evitará cualquier tipo de dolor o molestia al infiltrar la sustancia de relleno en la nariz.

El Ácido Hialurónico debe ser infiltrado con la técnica de inyección retrógrada o a modo de depósito. Los volúmenes de material infiltrado variarán según la corrección que sea precisa y las características del paciente.

Después de la microinyección, a veces es necesario realizar una pequeña compresión para  moldear manualmente el material de relleno y lograr el contorno deseado.

La duración de los efectos dependerá en primer lugar de si el material que se utiliza para rellenar es reabsorbible o no.

Por un lado, está la Rinomodelación sin cirugía es temporal, que se efectúa con sustancias que con el tiempo se reabsorben por el cuerpo. La que nosotros empleamos como producto de elección es el ácido hialurónico de alta densidad. Otros centros emplean la Hidroxiapatita cálcica ó Radiesse®. En este caso, la duración de los resultados depende del tipo exacto de material de relleno y de la velocidad con que cada paciente lo reabsorbe. La media de duración para el ácido hialurónico es 10-14 meses, aunque puede llegar hasta los dos años. 

La Rinomodelación temporal no es un tratamiento limitado, es decir una vez el paciente haya reabsorbido ese material de relleno, puede volver a realizarse el tratamiento de Rinomodelación.

Por otro lado tenemos la Rinomodelación permanente. Se realiza con productos no absorbibles, es decir, que permanecen a lo largo del tiempo. El más utilizado es el Metacrill (una marca de Polimetilmetacrilato), que a veces se combina con una prótesis sólida en la nariz. También está el botox, que se puede usar como complemento al tratamiento con ácido hialurónico.

Solemos aconsejar la Rinomodelación sin cirugía temporal, ya que con el paso de los años la cara va cambiando y puede ser necesario modificar la localización exacta de la sustancia infiltrada. En el caso de la Rinomodelación definitiva, estos cambios no pueden hacerse, lo que puede llevar a que el rostro pierda su armonía.

El Ácido Hialurónico debe ser infiltrado con la técnica de inyección retrógrada o a modo de depósito. Los volúmenes de material infiltrado variarán según la corrección que sea precisa y las características del paciente.

Después de la microinyección, a veces es necesario realizar una pequeña compresión para  moldear manualmente el material de relleno y lograr el contorno deseado.

La Rinomodelación sin cirugía está contraindicada en personas alérgicas o que presentan alguna inflamación en la zona de la nariz.

Tampoco es recomendable practicarla a mujeres en estado de gestación o en periodo de lactancia.

Sí se puede realizar después de otra intervención de la nariz como la Rinoplastia, pero siempre que se haya dejado el tiempo suficiente para que la nariz no presente ningún edema residual. 

La Rinomodelación no está indicada para resolver deformaciones o imperfecciones muy marcadas de la nariz que involucran a la base ósea y los cartílagos. 

Tampoco sirve para solucionar problemas de obstrucción en las vías respiratorias. En estos casos es necesario tocar el hueso y por lo tanto se requiere un proceso quirúrgico.

Por último, no es recomendable en personas con la nariz muy grande ya que este tratamiento de medicina estética no permite reducir su tamaño.

Se pueden producir las siguientes complicaciones leves de forma inmediata, las cuales se resuelven espontáneamente en 2-7 días:

  • Enrojecimiento o hematoma en el punto de inyección
  • Inflamación o edema leve en la nariz

Se han descrito estas complicaciones graves posteriores a la microinfiltración de materiales de relleno distintos al ácido hialurónico:

  • Aparición de nódulos subcutáneos
  • Formación de granulomas
  • Infección en la zona tratada
  • Cicatrización hipertrófica
  • Hipersensibilidad
  • Movilización y deformidad del material de relleno
  • Asimetrías o sobrecorrección si no se inyecta la cantidad de ácido hialurónico adecuada

Nada más finalizar el tratamiento, aplicar hielo local en el área nasal para minimizar hematomas y edema leve.

  • No tocarse la zona tratada durante 2-3 días.
  • Mantener el reposo recomendado (48 horas habitualmente).
  • Contar con la ayuda de alguien las primeras horas.
  • Seguir las prescripciones del médico.
  • No acostarse en las 6 horas posteriores a la sesión.
  • Evitar dormir boca abajo.
  • No realizar actividades que puedan dañar la nariz: deporte de alto impacto, conducción, etc., en las primeras 72 horas.
  • Evitar el uso de gafas durante 1 semana.
  • Comunicar al especialista si se sufre alguna molestia o dolor y no tomar analgésicos u otros fármacos sin antes consultar.
  • Pedir cita a los 15 días para chequear la evolución y hacer un registro fotográfico del “después”.
  • Evitar exposición solar o fuentes de calor intensas.

La Rinomodelación y la Rinoplastia se diferencian básicamente en que la Rinoplastia es un procedimiento quirúrgico mediante el cual se modifica la estructura ósea de la nariz. En cambio, la Rinomodelación consiste en la modificación del aspecto de la nariz mediante su infiltración con materiales de relleno, pero sin la necesidad de realizar una cirugía y sin complicaciones.

La Rinoplastia se requiere cuando las imperfecciones del paciente son muy notables y hay que actuar sobre la base ósea de la nariz para poder darle la armonía deseada con el resto del rostro o para corregir la funcionalidad del apéndice nasal. Por ejemplo, cuando hay un defecto importante en el tabique nasal.

Cuando la imperfección o la protuberancia en la nariz no es demasiado marcada o prominente, la Rinomodelación permite su corrección en una intervención muy corta, sin hospitalización y sin anestesia general.

Es importante señalar que la Rinomodelación es una técnica apta para cualquier tipo de paciente. En cambio la Rinoplastia no se puede indicar de forma generalizada, ya que su adecuación depende de factores personales y/o médicos.

¿Cuál es el precio de una Rinomodelación sin cirugía?

El precio de una Rinomodelación sin cirugía puede variar en función del material de relleno que se emplee, normalmente se utiliza ácido hialurónico y el tratamiento tiene un coste de 350€, este precio podría variar en función de la complejidad del tratamiento que precise el paciente.

Precio Rinomodelación Ácido Hialurónico

Máximo 1 vial
350 Antes 500€
  • Todo Incluido
  • Diagnóstico y Valoración
  • Tratamiento médico
  • Zona a Elegir
  • Revisión y Retoque
Popular

Precio Rinomodelación con Radiesse

Máximo 1 vial
495 Antes 600€
  • Todo Incluido
  • Diagnóstico y Valoración
  • Tratamiento médico
  • Zona a Elegir
  • Revisión y Retoque
Rinomodelación sin cirugía Madrid 
Rinomodelación para tratamiento de asimetrías y desviaciones leves desde 350€
Corrección de nariz anchadesde 350€
Rectificación del perfil de nariz aguileñadesde 350€
Moldeado de narices chatasdesde 350€

Rinomodelación sin cirugía con ácido hialurónico

Es el tratamiento para corregir deformaciones leves e irregularidades superficiales de la nariz mediante la implantación de ácido hialurónico en la piel.

El Ácido Hialurónico (AH) es el relleno que más se emplea en la Rinomodelación estética, ya que es un material seguro, moldeable y reabsorbible. Además es biocompatible, por lo tanto no es preciso realizar pruebas de alergia antes de su aplicación.

Beneficios y ventajas de la Rinomodelación con ácido hialurónico

  • La sesión no suele durar más de 45 minutos
  • No requiere pasar por el quirófano
  • Se realiza con anestesia local de manera 100% ambulatoria
  • Es apta para cualquier tipo de paciente
  • Sin dolor y no invasiva
  • Con resultados inmediatos (en pocas horas)
  • No conlleva riesgos ni complicaciones quirúrgicas permanentes (es reversible)
  • No conlleva postoperatorio, baja social ni baja laboral
  • Tiene un coste bastante inferior al de la Rinoplastia quirúrgica
  • Elimina los complejos estéticos del paciente y mejora su confianza y autoestima

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba