piel envejecida

Piel envejecida | ¿Culpa de los años o de los hábitos?

Con el paso del tiempo raro es la persona que en algún momento de su vida no se nota la piel envejecida, como sabemos, la piel es el órgano más grande del cuerpo humano. Ocupa la extensión total de nuestro cuerpo y, al estar al descubierto, está más expuesta a sufrir daños.

Este importante órgano está compuesto por tres capas: la epidermis, la dermis y el tejido subcutáneo, las cuales cumplen por separado una función específica y que, en conjunto, logran proteger al cuerpo de factores externos como: frío, calor, radiación, presión, bacterias, virus, entre otras cosas.

Con el paso del tiempo, en el cutis se producen una enorme cantidad de cambios, ya sea por la exposición a ciertas condiciones meteorológicas o por el envejecimiento natural del cuerpo y la disminución de la producción de ciertos componentes.

La luminosidad, la hidratación o la falta de colágeno que provoca la flacidez cutánea son los primeros signos del envejecimiento facial que notamos en nuestra piel aunque no los únicos, los signos más comunes del envejecimiento de la piel son:

  • Arrugas. Se producen al disminuir los niveles de colágeno en la epidermis, lo que debilita la piel y la vuelve más delgada, esto provoca que se arrugue con facilidad.
  • Sangrado bajo la dermis. Debido a que los vasos sanguíneos, como toda la estructura de la piel, son más frágiles y tienden a romperse con facilidad.
  • Manchas. El proceso de envejecimiento reduce la cantidad de melanocitos en la piel. La falta de producción de melanocitos favorece su crecimiento, creando manchas en las zonas más expuestas a la radiación UV.
  • Pérdida de firmeza y elasticidad. La disminución en la producción de colágeno y elastina se traduce en la pérdida de estas cualidades.
  • Resequedad. Ya que las glándulas sebáceas dejan de producir la cantidad de sebo necesario para evitar la pérdida de agua de las capas de la piel, al no tener la cantidad de grasa para proteger el cutis, este pierde agua hasta volverse quebradizo.

 

 

¿Qué provoca el envejecimiento de la piel?

Aunque sabemos que el paso del tiempo es el principal factor de envejecimiento facial por el relentizamiento de algunas funciones corporales como la producción de colágeno o la oxigenación de los tejidos, también es cierto que algunos estilos de vida también afectan tu salud y esto también se ve reflejado en el estado de tu piel ¡mucho más de lo que piensas!. Algunos factores que favorecen el envejecimiento prematuro de la piel pueden ser:

  • Tabaquismo. Fumar produce muchos efectos adversos en el organismo, pero hablando específicamente de la piel, la deteriora, pues destruye el colágeno y contrae los vasos sanguíneos, por lo que la sangre no llega correctamente a la epidermis, volviéndola más opaca y arrugada.
  • Larga exposición solar. Los rayos ultravioleta destruyen el colágeno y la elastina, por lo que la epidermis pierde densidad y firmeza, de igual manera, la larga exposición solar puede producir cáncer de piel y quemaduras solares.
  • Ansiedad y falta de sueño. La falta de sueño restringe la capacidad del cuerpo de recuperarse de los daños ocurridos durante el día, lo que hace esta recuperación menos efectiva y se traduce en un cutis pálido.
  • Deshidratación. La falta de ingesta de agua perjudica severamente la piel, que a diario pierde una cantidad constante de agua, sobretodo en ambientes calientes.
  • Exposición a la contaminación. Esto forma una capa de suciedad en tu piel que provoca que los poros se tapen y evitan que la epidermis pueda respirar.

Tratamientos para combatir el envejecimiento de la piel.

Si tu piel ha sufrido los embates del tiempo y quieres recuperar esa firmeza, color y vitalidad que tenía hace un tiempo, te recomendamos prestar atención a los siguientes tratamientos faciales para la mejorar el aspecto de la piel envejecida.

  • Peeling químicos, ideales para mejorar la calidad de la piel en general, dependiendo del tipo de peeling y de su acción, podemos aportar luminosidad, hidratación, eliminar finas arrugas o suavizar el tono de las manchas.

    Entre los peeling más demandados se encuentra el peeling de Fenol, este tipo de peeling, proporciona una descamación total de la primera capa de la piel, por regla general, al tercer día tras el tratamiento, experimentarás un pelado, como si te hubieras quemado con el sol en la playa, lo que renovará tu piel y se verá menos envejecida.

  • Vitaminas con ácido hialurónico, se infiltran por todo en rostro con la técnica de mesoterapia, se trata de un coctel de vitaminas y aminoácidos que aportarán la hidratación necesaria que necesita tu piel. El aspecto de tu rostro se verá más jugoso, recuperarás la luz perdida por el paso del tiempo.
  • Rellenos de arrugas con ácido hialurónicose utilizan para recuperar el volumen perdido por el paso del tiempo, así como para rellenar las arrugas aparecidas en tu rostro, como el surco nasogeniano o las líneas de marioneta.

    El ácido hialurónico es un componente presente en nuestro organismo, sus resultados espectaculares y su gran versatilidad te permite desde aumentar los labios hasta realizarte un pequeño retoque en la nariz, con el tratamiento de rinomodelación sin cirugía.

  • Ellansé o Radiesseson rellenos espectaculares capaces de estimular la producción de colágeno, lo que produce un autentico lifting facial sin cirugía, mejora la elasticidad, la calidad de la piel y la tensión facial.

 

Si notas que tu piel comienza a estar envejecida, el mejor tratamiento es la prevención, te animamos a que solicites un diagnostico gratuito para que te asesoremos sobre tratamientos para la piel envejecida.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Radiesse

Estoy interesado en:

9 + 11 =

Sé el primero en votar