hay que cambiar las prótesis mamarias

¿Hay que cambiar las prótesis de pecho?

Una de las preguntas recurrentes de las pacientes que desean someterse a un aumento de pecho es cada cuánto tiempo deben cambiar las prótesis o si pueden durar toda la vida.

La respuesta es que las prótesis de mama están hechas para durar, aunque por causas que aún se desconocen, incluso en pacientes operadas en las mismas condiciones por un mismo cirujano y con un mismo tipo de prótesis de pecho, la duración en perfecto estado de las mismas varía.

Tras la cirugía, superados eventuales problemas como podría ser una contractura capsular o una infección localizada, las prótesis son susceptibles de ir sufriendo de formaciones con el paso de los años, o incluso romperse sin haber recibido un impacto importante como podría ser el producido en un accidente de coche. Hay ocasiones en las que es necesario reemplazar los implantes de mama y también hay pacientes que pueden operarse en la veintena y fallecer a una edad muy avanzada sin haber tenido necesidad de someterse a un cambio de prótesis.

En todo caso, tras las revisiones relativas al postoperatorio y sus posibles complicaciones, las mujeres que se han sometido a un aumento de pecho deben acudir a revisiones con su cirujano plástico con periodicidad. Dependiendo del caso particular de la paciente, estas revisiones pueden ser anuales o bianuales.

Como dicta el sentido común, ante cambios inesperados en el aspecto de sus senos, inflamación, asimetría o dolor repentino, deberá consultar cuanto antes con un experto en cirugía plástica.

¿Cuánto duran los implantes de mama?

Los implantes de mama se realizan para que duren, no en vano se sigue invirtiendo en I+D en busca de materiales que, a la par que seguros, sean aún mejores en cuanto a su efecto natural y en la vida media estimada.

La vida media de una prótesis de pecho se define se define como el periodo de tiempo en el que la mitad de las prótesis de cierto tipo colocadas hayan presentado problemas. Este valor debe ser proporcionado por el fabricante, teniendo en cuenta que existe un margen de error con los materiales más novedosos.

En la actualidad, la mayoría de las prótesis de pecho que se colocan tiene una vida media de 20-25 años, según los fabricantes. Esto significa que habrá prótesis que den problemas a los 5 años y otras que no los presenten en cinco décadas.

Según la AECEP, el porcentaje de prótesis mamarias que deben ser reemplazadas al cabo de 10 años de su colocación no alcanza el 6%. Que la probabilidad de requerir un cambio de prótesis en durante los primeros años posteriores a una operación de aumento de pechos no exime de realizar las revisiones periódicas con la frecuencia prescrita por el cirujano plástico que haya realizado la operación. Es más sencillo retirar una prótesis deformada que hacerlo cuando ya se ha roto, por poner un ejemplo ilustrativo.

¿Duele un cambio prótesis?

Toda cirugía va acompañada de dolores o molestias, aunque sea cosa de pocos días.

Cuando se cambian las prótesis de pecho por precaución, al detectarse que comienzan a fallar, o porque la paciente desea un tamaño diferente de prótesis, la operación y sus molestias asociadas son similares a las de la operación inicial de aumento de pecho, suponiendo que no se hayan presentado complicaciones. Es decir, el postoperatorio cursará con cierto dolor los primeros días, pero hablamos de un dolor que se puede controlar con la analgesia habitual. En caso contrario, consulte de inmediato con su cirujano.

Tenga en cuenta que, en ocasiones, se aprovecha una operación de cambio de prótesis de pecho para realizar algún arreglo estético adicional, como una mastopexia o un lipofilling. En otros casos, si la piel presenta problemas de flacidez, el cirujano plástico puede recomendar que las prótesis se reemplacen por otras de una talla superior.

Cuando se combinan varias cirugías en una intervención sí podría suceder que el dolor del postoperatorio sea algo mayor que el del cambio de prótesis sin más, aunque de nuevo debería tratarse de dolor controlable con analgésicos que le prescribirá su cirujano.

Implantes de senos y duración estimada

Además del dato de la vida media de los implantes de senos que se utilizan en la actualidad, que ronda entre los 20 y 25 años, se manejan otros valores numéricos.

Al cabo de cinco años, menos del 6% de las pacientes operadas deberán someterse a una nueva cirugía para un implante o ambos, y este valor sube hasta el 9% al cumplirse los 10 años, hablando siempre de fallos en las prótesis, sin tener en cuenta la posibilidad de cambio debida a una contractura capsular importante.

Incluyendo la frecuencia de cambio de prótesis por contractura capsular en la ecuación, el número de mujeres que deben someterse a una segunda cirugía de senos al cumplirse los 10 años desde la fecha de la operación inicial asciende hasta un 21%.

Estos articulos te pueden interesar

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más información