colágeno para la piel

Colágeno para la piel. ¿Qué es?, ¿Es tan importante para mi piel?

Si nos hablan de colágeno, de inmediato pensamos en la piel y en los cartílagos. Numerosos cosméticos y suplementos nutricionales lo incluyen como principio activo antienvejecimiento, unas veces con razón y otras no tanto.

Para comprender cómo influye el contenido de colágeno en la apariencia de nuestra piel debemos saber primero qué es el colágeno, para qué sirve, cómo lo consigue sintetizar el organismo y cómo se puede estimular la síntesis de colágeno en una zona concreta de la piel con determinados tratamientos de medicina estética.

¿Qué es el colágeno?

El colágeno es una proteína con función estructural. En la piel, el colágeno se dispone en forma de fibras entrelazadas entre sí, como si se tratara de un cesto o un tejido, para conferir resistencia a las fuerzas de tracción en todas las direcciones. En otras zonas del organismo, la distribución de las fibras de colágeno puede ser otra, favoreciendo la resistencia en unas direcciones determinadas, como es el caso de los tendones.

La tracción es una fuerza de arrastre. En el caso de la piel, el colágeno proporciona firmeza junto con otra proteína, la elastina, y permite que la piel no se resienta por la acción de la gravedad.

Pero el porcentaje en peso de colágeno desciende de manera natural desde los 25-30 años, y por eso motivo llega un momento en el que la piel presenta arrugas y flacidez. Una piel flácida es pobre en colágeno, o puede ser la consecuencia de un adelgazamiento notable y muy rápido.

En cualquier caso, la solución no pasa por ingerir más colágeno según la Doctora Herrero, especialista en Medicina Antienvejecimiento, salvo en casos puntuales, porque las proteínas se componen aminoácidos. En la digestión, se rompen las proteínas en los aminoácidos que las componen para poder ser asimiladas en el intestino delgado, y después el organismo vuelve a ensamblar las piezas (aminoácidos) para formar proteínas. Pero el que la fuente de aminoácidos sea una u otra no influye en el uso de los aminoácidos que hace nuestro cuerpo. De hecho, a nivel nutricional, el colágeno es una de las pocas proteínas animales de baja calidad.

Sin embargo, si se produce una herida o un esguince el cuerpo sí produce colágeno en esa zona para lograr la curación. Los tratamientos estéticos que inducen la formación localizada de colágeno se basan es esos procedimientos de reparación naturales.

El colágeno presente en la piel es el llamado colágeno de tipo I, y será al que nos refiramos salvo que se indique lo contrario.

Alimentos para no presentar estados carenciales de colágeno

Al ser el colágeno una proteína de origen animal, es evidente que la dieta debe ser equilibrada y aportar las cantidades correctas de proteínas, con las concentraciones recomendables de cada aminoácido esencial (los que deben tomarse por la dieta).

Desde el punto de vista del aporte de aminoácidos, la ingesta de proteínas animales o de la correcta combinación de proteínas vegetales asegura que se dispone de la materia prima necesaria. Si su dieta es vegana, debe consumir en un mismo plato legumbres y cereales para conseguir un aporte proteico equivalente al de origen animal.

Lo que algunos no tienen en cuenta es que en la síntesis del colágeno interviene la vitamina C. Si no se ingiere la cantidad necesaria de esta vitamina, el cuerpo no podrá producir apenas colágeno. Por tanto, los alimentos ricos en vitamina C son necesarios para que el organismo sintetice esta proteína. Una vez cubierta la cantidad necesaria, el exceso de vitamina C se elimina por la orina, por lo que tampoco es necesario recurrir a suplementos salvo en casos particulares.

Una vez cubiertos los requerimientos nutricionales, queda enfrentarse a la pérdida natural de colágeno asociada a la edad.

¿Cómo proteger el colágeno de la piel?

Partiendo de la base de que llevamos una alimentación correcta, y descartadas enfermedades que afectan a la síntesis de colágeno, proteger el colágeno de la piel es sencillo.

Basta con no someterla a tracciones fuertes, aportarle algunos nutrientes desde el exterior y protegerse del sol con filtros solares adecuados a cada persona y a la región en que se encuentre.

Para preservar el colágeno de la piel, evitaremos secarnos de forma muy brusca, o gestos que pueden pasar inadvertidos como restregarnos con fuerza los ojos. No son un factor determinante en la aparición de arrugas y flacidez cutánea, pero todo suma con el paso de los años.

La exposición no controlada a las radiaciones ultravioleta es, junto con el tabaco, la causa principal del envejecimiento prematuro de la piel. Se puede tomar el sol, por supuesto, pero siempre con un protector adecuado y evitando las horas en que los rayos solares caen de manera casi perpendicular.

Por último, a medida que pasan los años la piel se regenera más lentamente. Hay activos cosméticos que ayudan a que su aspecto sea mejor, pero otros en verdad la hacen más resistente. No hay que olvidarse de la correcta hidratación, tanto interna como externa. No influye directamente en el colágeno de la piel, pero una piel bien hidratada es más resistente a las agresiones externas en general.

Tratamientos estéticos que estimulan la producción de colágeno en la piel

El mejor colágeno para la piel es el que produce nuestro propio cuerpo allí donde se necesita. Volviendo al ejemplo de los esguinces, es el organismo el que sabe qué fibras se han roto y deben repararse, aunque a veces los esguinces de repetición dejen secuelas, como cicatrices.

La cuestión es que no se prescribe un suplemento nutricional cuando nos hacemos un esguince, sino medicación para aliviar las molestias, reposo para dejar que el cuerpo regenere la zona, y calor.

¿Y si mandamos al cuerpo la señal de que debe reparar algo dañado? Más aún, ¿y si le ayudamos en el proceso? Tenga en cuenta que una infiltración en la piel no requiere de cirugía, como sí sucede con algunas lesiones de los tendones. Pero sigamos con el colágeno tipo I y con la piel, tanto del rostro como del cuerpo.

Vamos a repasar los tratamientos de medicina cosmética no invasiva o poco invasiva más solicitados en la actualidad para reforzar la síntesis de colágeno de la piel que realiza nuestro propio cuerpo.

Dermapen para mejorar la piel flácida

Dermapen es un procedimiento mínimamente invasivo que logra estimular la síntesis de colágeno de manera efectiva.

Se basa en dos acciones que se potencian mutuamente. En primer lugar, un médico emplea un dispositivo especial con numerosas agujas diminutas y lo aplica de manera que cree microcanales que lleguen hasta la dermis de forma regular. A continuación se aplica un concentrado cosmético estéril rico en vitaminas y péptidos.

Los microcanales formados permiten que el 80-85% de los principios activos del concentrado cosmético lleguen a los fibroblastos de la piel, las células encargadas de la síntesis de colágeno cutáneo.

A la vez, los microcanales son una microlesiones que envían al organismo la señal de que ahí hay algo que reparar. Cuando los fibroblastos se activan para cumplir su función, no tendrán problemas de falta de materia prima.

Debe consultar antes de someterse a este tipo de dermoregeneración si sufre de diabetes, hemofilia, eccema, psoriasis o algún otro problema que afecte a la piel o a la cicatrización.

Este procedimiento médico cosmético permite mejorar las marcas y cicatrices causadas por el acné. Requiere de unos cuidados los días posteriores a su aplicación que le explicará el médico que realice el procedimiento.

Hilos tensores para eliminar la flacidez en cara y cuello

La técnica de medicina cosmética conocida como hilos tensores es una de las alternativas más novedosas al lifting quirúrgico.

De forma ambulatoria, con crema anestésica se colocan unos filamentos en la dermis, realizados con un material inocuo, biocompatible y asimilable. No existe la posibilidad de rechazo, aunque como en cualquier infiltración hay un pequeño riesgo de que aparezcan hematomas los días posteriores al implante.

Los hilos tensores actúan como andamio para que los fibroblastos sinteticen sobre ellos colágeno de los tipos I y III.

El efecto de los hilos tensores es inmediato y permanecerá durante 12-18 meses, el tiempo que tardan en reabsorberse los filamentos.

Su uso está indicado en los casos más severos de descolgamiento de la piel del rostro o del cuello, como alternativa al lifting quirúrgico.

Radiofrecuencia para estimular la producción de colágeno en la piel

Con el tratamiento de radiofrecuencia se aplican radiaciones polarizadas y calor de forma local, para inducir la síntesis tanto de colágeno como de elastina. Los efectos comienzan a verse de inmediato, aunque el tratamiento requiere de varias sesiones.

Los tratamientos cosméticos con radiofrecuencia pueden ser faciales o corporales. Los faciales atenúan arrugas y combaten de flacidez, mientras que los corporales reafirman la piel a la vez que disminuyen el aspecto acolchado de las zonas con celulitis.

Radiesse: un gel como alternativa al lifting en rostro, cuello y manos

La técnica Radiesse consigue redefinir el contorno del rostro o recuperar el volumen perdido por la edad en zonas como los pómulos. También permite rejuvenecer el aspecto de las manos.

Este tratamiento estético consigue estimular la producción de colágeno en la piel con resultados visibles a partir del mes y medio de su aplicación, pues es necesario que el producto actúe. El producto a infiltrar es un gel de microesferas de calcio, que sirve de anclaje para una red de fibras de colágeno más tupida.

Aplicado en zonas concretas, como es la zona de arco nasogeniano, corrige arrugas profundas con resultados bastante rápidos.

Por si fuera poco, la técnica Radiesse puede combinarse con infiltraciones de ácido hialurónico, con un efecto sinérgico sorprendente, o con tratamientos a base de vitaminas, bótox o peelings.

Existen dos formas de infiltrar el gel en la piel, y el médico encargado de su caso es el que decidirá en función de las características del paciente. En nuestra clínica citamos al paciente para una revisión y para aplicar algún retoque si procede.

Los efectos rejuvenecedores de Radiesse duran entre uno y dos años.

No olvide comunicarle al doctor que vaya a llevar su caso cualquier problema de piel o de coagulación que padezca, pues con algunos la técnica Radiesse está contraindicada.

Tensorface para reafirmar la piel y los músculos del rostro

Tensorface es una alternativa no invasiva al lifting facial. Se basa es la estimulación de la síntesis de colágeno mediante calor.

Cuando se presenta un esguince, al cabo de dos o tres días aplicando hielo de forma intermitente, se pasa a aplicar calor seco en la zona. El frío reduce la inflamación inicial, pero el calor seco logra aumentar algo la síntesis de colágeno, es decir, hace que la recuperación de la lesión sea un poco más rápida y con menor pérdida de masa muscular debida al reposo.

Tensorface se basa en aplicar pequeñas microdescargas de energía térmica. Estos micro-impulsos térmicos son rápidos e indoloros, pero suficientes para mandar al cuerpo la señal de que debe regenerarse.

Con esta técnica se logra estimular la síntesis natural de colágeno pero también mejorar la tonicidad de los músculos del rostro, por lo que ayuda a disminuir arrugas a la vez que redefine el óvalo facial.

Colágeno en cosmética

La molécula de colágeno es muy grande, demasiado como para difundir más allá de las capas superficiales de la epidermis si se aplica de manera tradicional, con una crema o un sérum y un ligero masaje.

La cosmética con colágeno puede aportar un aspecto más humectado a la piel, muchas veces gracias a otros ingredientes que contiene el mismo cosmético, pero no es capaz de reparar las fibras de colágeno deterioradas por el paso del tiempo o el envejecimiento prematuro.

Para tal fin es mejor que los principios activos sean péptidos aislados u oligopétidos, que son unas cadenas de un máximo de 10 péptidos. De todas formas, la efectividad de la cosmética con péptidos también es baja si no se acompaña de alguna forma de aplicación especializada como puede ser Dermapen (debe ser aplicado por profesionales).

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Radiesse

Estoy interesado en:

4 + 1 =

Más información
Nombre del articulo
prueba
Descripción
prueba
Supervisado por
Centro médico
Clínica Ibiza