cavitación y presoterapia
cavitación y presoterapia

Cavitación y Presoterapia

Cavitación y presoterapia, son dos de los procedimientos médico estéticos más consolidados en la actualidad para el tratamiento de la celulitis y la obesidad.

La cavitación es uno de los tratamientos de mayor popularidad en los centros estéticos de España. Es uno de los tratamientos con resultados más parecidos a la liposucción, pero sin los peligros que implica esta última, pues en el procedimiento de cavitación no es necesaria la intervención quirúrgica.

La cavitación le ayudará a erradicar finalmente esos kilos de más que tanto le ha costado eliminar. Pero para obtener resultados aún más eficaces, es recomendable combinarla con la presoterapia, un método que estimula y mejora el funcionamiento del sistema linfático y el sistema circulatorio.

Diferencias entre cavitación y presoterapia

La cavitación consiste en un tratamiento para acabar con los depósitos de grasa localizados en ciertas zonas del cuerpo, parecido a la liposucción, pero evitando la aplicación de cirugía. Se aplica mediante un sistema de ultrasonido, que se encarga de romper los depósitos adiposos del organismo, que luego pasan al hígado y son eliminados de manera completamente natural. Es ideal para reducir medidas y para obtener una figura completamente renovada.

Asimismo, la presoterapia (también aplicada como tratamiento en forma individual) es un procedimiento que estimula la expulsión de toxinas mediante el sistema linfático y el sistema circulatorio. Además de que la presoterapia es ideal para la eliminación de la celulitis, inmediatamente después de cada sesión experimentará una agradable sensación de bienestar y relajación.

Mientras que en el tratamiento de cavitación se emplea un sistema de ultrasonido, en el tratamiento de presoterapia se utiliza un traje especial con el que es cubierta la zona elegida a tratar y sobre la que se ejercen fuertes corrientes de aire caliente combinadas con distintos niveles de presión de intensidad variable según las necesidades de cada caso.

Beneficios de combinar cavitación y presoterapia

Cavitación y presoterapia son dos procedimientos aprobados clínicamente que ofrecen excelentes resultados cada uno por separado, pero ofrecen aún mejores efectos cuando se combinan. Después de que han pasado algunos días de haberse aplicado un tratamiento de cavitación, someterse a una sesión de presoterapia es lo más recomendable.

Podrás disfrutar de un cuerpo totalmente libre de grasas y sentirás una reducción considerable del volumen de tu cuerpo. Ambos tratamientos combinados te servirán de gran apoyo para perder kilos de más de forma sencilla y eficaz, debido a que la eliminación natural de las grasas contenidas en el interior de los tejidos adiposos se hará más velozmente.

Tan solo son necesarias unas 10 o 12 sesiones de tratamiento para ver resultados tangibles. La cavitación y presoterapia son procedimientos completamente compatibles, con bajo nivel invasivo y ampliamente efectivos, que además de ayudarte a erradicar la grasa acumulada en áreas de difícil eliminación, te proporcionan una mejor salud.

Tanto la cavitación como la presoterapia son métodos de tratamiento empleados para favorecer y optimizar considerablemente la calidad, elasticidad, tonicidad y apariencia de la piel, debido a que estimulan la producción y distribución de colágeno hacia las áreas seleccionadas para el tratamiento.

La Cavitación y la presoterapia se aplican de forma individual una de la otra. Cada uno de estos métodos de tratamiento médico-estéticos cuenta con una tecnología en concreto, hay tanto dispositivos de cavitación como de presoterapia. Si tu objetivo es reducir un mayor porcentaje de grasa acumulada en ciertas zonas del cuerpo, lo más recomendable es combinar ambos procedimientos para potenciar los resultados de cada tratamiento.

Por una parte, durante una sesión de cavitación son destruidas las células de grasa mediante de la aplicación de ultrasonido y eliminadas a través del sistema sanguíneo. Por otro lado, durante una sesión de presoterapia se puede mejorar considerablemente la circulación, generando como consecuencia que los desechos de grasa sean procesados y expulsados a través de la orina.

Es importante señalar que la cavitación y la presoterapia, por ser procedimientos de resultados y aplicación totalmente naturales, ofrecen efectos visibles a medio plazo. Al aplicarse de manera conjunta, los resultados finales se verán acelerados, sin embargo, es preciso esperar unos dos meses mientras el cuerpo se ajusta de forma natural al impacto de ambos tratamientos.

Dos de las cosas que más influirán en obtener los resultados deseados de la forma más rápida y eficaz son, por un lado, llevar una alimentación saludable y equilibrada y por otro, tener una rutina regular de ejercicios adaptada a cada una de las necesidades individuales. Si sigues al pie de la letra todas las recomendaciones anteriores y cualquier otra suministrada por el especialista encargado de aplicar los tratamientos, sin duda experimentarás un cambio sustancial en la salud, forma y belleza de su cuerpo.

Debido a que cada cuerpo es distinto, con necesidades y complexión variable en cada caso, es necesario someterse a una evaluación médica previa a la aplicación de cada uno de estos tratamientos, así como conocer todas sus contraindicaciones a fin de evitar efectos secundarios y complicaciones indeseables.

Otros tratamientos enfocados en los problema que queremos solucionar, pueden ser tratamientos ricos en principios lipoliticos como la lipoplastia sin cirugía. 

Si además quiere tonificar la zona de los glúteos y reafirmarlos, en este artículo te facilitamos algunos consejos para mejorar esta zona.

Contraindicaciones de aplicar cavitación y presoterapia

Aunque los estudios y pruebas realizadas sobre estos tratamientos han arrojado que pueden aplicarse en la mayoría de los casos, personas con ciertas afecciones de salud deben evitar someterse a estos procedimientos médico-estéticos. Las contraindicaciones para estos tratamientos son:

  • Enfermedades hepáticas.
  • Trastornos del sistema nervioso central.
  • Personas que padecen obesidad extrema.
  • Insuficiencia renal y afecciones en los riñones.
  • Si padeces psoriasis o eccemas, no es recomendable realizar el tratamiento de cavitación.
  • Si tienes algún tipo de sensibilidad auditiva, ten en cuenta que el ultrasonido podría afectar al oído.
  • Si presentas varices, consulta a tu médico si no existe ningún riesgo.

Combinar cavitación y presoterapia  es una opción que tendrá efectos beneficiosos para eliminar la grasa acumulada, la celulitis y mejorar el funcionamiento de los sistemas circulatorio y linfático, dándole a tu cuerpo una apariencia y estado saludable. Sin embargo, es importante estar atentos a las contraindicaciones y recomendaciones del médico o especialista de confianza para obtener más rápidos y mejores resultados.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cavitacion y presoterapia

Estoy interesado en:

1 + 13 =

Cavitación y presoterapia: la combinación perfecta
Sé el primero en votar