Seleccionar página

Lifting de brazos

En el lifting de brazos se elimina la piel de la parte superior de los brazos eliminando así la flacidez causada por distensión de los tejidos provocada por la pérdida de elasticidad de la piel debida al paso del tiempo, la reducción del volumen muscular o las variaciones de peso.

Detalles de la operación

  • Tiempo quirúrgico: 3 horas
  • Anestesia: Local + sedación 
  • Hospitalización: No requerida
  • Recuperación: 20 días
  • Resultados definitivos: Inmediatos

*Los detalles de la operación pueden variar en función del paciente.

Todo incluido

verificaciones

*Lo incluido en el tratamiento podrá variar en función de cada presupuesto.

¿Que es el lifting de brazos?

El lifting de brazos o braquioplastia es sin duda una de las operaciones de moda, son muchas celebrities presumen de brazos firmes, sin piel ni grasa colgante, y son cada vez más las personas que quieren lograr rejuevenecer esta zona corporal.

El lifting común está destinado a recuperar la tensión natural de nuestros músculos, en especial de los músculos faciales, que es donde más se utiliza esta técnica, pero además, se puede aplicar a otras zonas del cuerpo, como los brazos, para lograr que tengan un aspecto más estético y que la piel que cuelgue sea mínima.

La cirugía

El lifting de brazos comienza con una incisión en la zona superior de el brazo (siempre tratando de situarla en la cara interior, de forma que no quede visible la cicatriz a primera vista).

A través de esta incisión cuando el cirujano comienza a eliminar la grasa, según la cantidad existente puede utilizar la técnica de la liposucción o el lipoláser, de esta forma acabamos con la grasa, que es el primer problema. Posteriormente para lograr tensar la piel el cirugano extirpa la piel sobrante, logrando que la restante se adapte a la nueva forma, obteniendo así un rejuvenecimiento integral de los brazos.

Recuperación y resultados

La mayoría de pacientes que se someten a un lifting de brazos se muestran muy satisfechos con los resultados y aseguran estar totalmente felices del nuevo aspecto de sus brazos.

Mediante la realización de esta técnica se elimina la flacidez y el nuevo estado de los brazos resulta mucho más estético para el paciente. Aunque debemos esperar un tiempo, que variará según la cantidad de tejido que se haya eliminado, con el fin de que remita la hinchazón y la zona asimile la nueva situación para poder ver los resultados definitivos. Es posible que durante el periodo de recuperación se sufran algunos efectos propios de la cirugía como irritación o inflamación. Para estos casos recomendamos acudir siempre al cirujano que llevo a cabo la intervención, para que revise y en caso de ser necesario recete los medicamentos más adecuados.

La reincorporación a la vida laboral, suele llevarse a cabo a partir de la primera semana, dependiendo del trabajo que se desempeñe. Durante los primeros días deberemos tener cuidado con la zona afectada, y tratar de reducir los ejercicios y tareas que impliquen un esfuerzo en los brazos. Aunque poco a poco el paciente irá notando como la mayoría de tareas cotidianas llevándolas a cabo sin mayor problema, y será entonces cuando la recuperación del lifting de brazos se haya completado.