Seleccionar página

Especialistas en la eliminación de celulitis

descubre nuestra selección de tratamientos 

____________________________________________

Lifting de Muslos ®

Sin duda el mejor tratamiento del momento para eliminar la celulitis en todas sus fases, suavizar la piel de naranja, reafirmar el tejido y tonificar el músculo sin esfuerzo de gimnasio ni intervenciones quirúrgicas.

¿Cómo funciona?

En la primera fase del tratamiento, mediante un calentamiento controlado de distintas capas de la piel, estimulamos la producción de fibras de colágeno, aumentamos el metabolismo de la grasa, mejorando la circulación local encargada de reabsorber las toxinas.

En la segunda fase  aplicaremos un equipo electrotensor, que posee la capacidad de alcanzar músculos profundos y hacerlos trabajar con mucha intensidad y baja sensación. La acción muscular, actúa sobre el tejido adiposo degradando las grasas almacenadas, favoreciendo al drenaje de líquidos retenidos, que afecta directamente al tejido y a la aparición de celulitis.

El tratamiento

Según el tipo de celulitis, se necesitan entre 8 y 10 sesiones, 1 o 2 veces por semana según recomendación individual.

Tratamientos complementarios intradermoterapia, mesoterapia, ondas de choque o carboxiterapia.

 

3 técnicas ideales para combinar en tu tratamiento

Carboxiterapia

La carboxiterapia es un procedimiento que consiste en la inyección C02 en los tejidos sub-cutáneos de la piel, esto provocará un aumento de la oxigenación favoreciendo a la eliminación de nódulos de grasa y suavizando la piel de naranja.

Ondas de choque

Equipo de última generación similar al que con gran éxito desde 1980 se utiliza para el tratar los cálculos renales y que es capaz de fraccionar los nódulos que forman la celulitis, provocando una contracción del tejido, dejando la zona más lisa y suave

Intradermoterapia

Técnica de infiltración similar a la mesoterapia pero a niveles más profundos, donde se depositan los principios activos encargados de ayudar al cuerpo a reducir la celulitis, el volumen localizado o a tratar la reafirmación de la piel.

¿Necesitas más información? ¿Quieres solicitar una valoración personalizada?

Llámanos

¿Porque funciona tan bien nuestra Mesoterapia?

La mesoterapia es una técnica de infiltración pero lo realmente importante, es el producto que se inyecta y ahí, es donde marcamos la diferencia

Un paso más allá con Mesohyal®

La gama más alta de productos sanitarios Mesohyal® poseen una concentración superior de principios activos, estos compuestos como la L-carnitina, el silicio orgánico, la vitamina C, el extracto de alcachofa o el ácido hialurónico entre otros, garantizan unos resultados sin igual. Estos productos (no homeopaticos) ayudan a tu cuerpo a reducir la celulitis, el volumen localizado o trabajan la reafirmación de la piel entre otros.

Se recomiendan de 6 a 10 sesiones 1 o 2 veces por semana, es un complemento ideal para el tratamiento Lífting de muslos

¿Conoces la nueva revolución anticelulítica?

Alidya es un revolucionario producto infiltrado que mejora la circulación y aumenta la oxigenación de los tejidos, actúa sobre el metabolismo de las células grasas, mejorando la tonicidad de la piel y eliminando toxinas para que estas sean expulsadas del cuerpo a través del sistema linfático. Este producto, se infiltra mediante la técnica de mesoterapia o intradermoterapia.

Se recomiendan de 6 a 10 sesiones 1 o 2 veces por semana, es un complemento ideal para el tratamiento Lífting de muslos

Si ya has decidido dar el paso para acabar con la celulitis

te contamos como es nuestro protocolo 

Diagnóstico

Cada caso es analizado de manera particular para identificar las necesidades del paciente, las placas termográficas nos permiten evaluar en profundidad su tipo de patología.

Preparación del programa

Prepararemos un programa personalizado combinando la aparatología que mejor se adapte a su patología, incluiremos recomendaciones de tratamiento domiciliario y pautas a seguir.

Ejecución

Nuestros técnicos realizarán el tratamiento rigiéndose por un estricto protocolo de actuación, basándose en la formación y la experiencia en este tipo de tratamientos.

Progreso

En cada tratamiento, su técnico se interesará por el progreso para ajustar las potencias en función de los resultados, además, recibirá formularios para calificar su satisfación.

CeluSHOCK®

Nuevo tratamiento de choque que alisa la piel deshaciendo los nódulos de grasa, su doble acción reafirma rompiendo la fibrosis.
Más información

Otras técnicas complementarias

recomendadas por nuestras pacientes

Radiofrecuencia

La radiofrecuencia es un tratamiento totalmente indoloro que se utiliza para tratar la celulitis y la flacidez de la piel, consiguiendo una piel más tersa y lisa.

Láser de baja frecuencia

Esta tecnología es 100% indolora y no invasiva. Rompe la grasa localizada de una manera selectiva para moldear la figura y reducir la celulitis.

Presoterapia

La presoterapia es una técnica que consiste en aplicar presión en determinados tejidos, lo cual provoca un drenaje linfático y activa la circulación venosa.

¿Hablamos?

13 + 3 =

Todo sobre la celulitis

Descripción de la celulitis

La celulitis o ‘piel de naranja’ es habitualmente conocida como la acumulación de tejido adiposo en zonas concretas del cuerpo, formando nódulos de grasa que traccionan la piel y dificultan la microcirculación de la zona.

La aparición de la celulitis se debe a una alteración de la circulación de la hipodermis (la capa grasa). El tejido graso aumenta y las paredes se engrosan formando así esos hoyuelos característicos.

Fases de aparición de la celulitis

FASE 1. Ectasia circulatoria: comienza la dilatación de los vasos dérmicos y la aparición de edema intersticial periadipocitario. Los síntomas que se manifiestan son la pesadez de piernas y la zona celulítica se puede palpar espesa, infiltrada, menos elástica y más fría. Al presionar la piel, comienza a verse la conocida “piel de naranja”.

FASE 2. Exudativa: La dilatación vascular aumenta, saliendo suero desde los capilares hacia el tejido subcutáneo. El edema empuja a las fibras conjuntivas y filetes nerviosos, así como, se produce hiperplasia e hipertrofia de las fibras reticulares. Los síntomas que se manifiestan son los de la fase 1 añadiendo dolor a la palpación de la zona celulítica.

FASE 3. Proliferación Fibrosa: Las fibras de dermis e hipodermis sufren una degeneración del colágeno, formandose bloques amorfos que provocan aprisionamiento de los adipocitos llenos de triglicéridos, de manera que se altera el metabolismo celular y se forman “micronódulos”. Los sintomas que se manifiestan son que veremos piel de naranja espontánea, además, la piel estará fría, seca y con “pocitos”. Aparecen varices superficiales y profundas, así como, artropatías dolorosas y lipodistrofia localizada asociada a estrías y flacidez.

FASE 4. Fibrosis cicatrizal: La alteración nutricional del tejido conjuntivo se produce por la progresiva comprensión de vasos y nervios, sin una alteración real del tejido adiposo que permanece normal en su constitución química. La unión de micronódulos forma el “macronódulo”.

Tipos de celulitis

Celulitis blanda: Este tipo de celulitis es la más común. Se caracteriza por su flacidez y un aspecto gelatinoso. El tejido de la zona donde se encuentra se hunde al tocarlo, sin consistencia. Este tipo de celulitis no es (en la mayoría de casos) dolorosa y normalmente la encontramos en muslos y glúteos, en algunos casos produce sensación de pesadez. Aparece normalmente a partir de los 40 años y sobre todo en mujeres que no practican deportes o que han tenido cambios muy drásticos de dietas y cambios de peso.

Celulitis dura o fibrosa: Se considera la peor y la piel se muestra endurecida y consistente. Puede llegar a ser muy dolorosa incluso sin tocar o apretar los nódulos. Se distigue por las perturbaciones de la sensibilidad cutánea que produce y las alteraciones de temperatura en las zona donde se localiza. En muchas ocasiones aparecen estrías y es muy difícil de pellizcar con los dedos. La encontramos mayoritariamente en personas jóvenes de estructura robusta.

Celulitis edematosa: Afecta principalmente a la parte lateral de los muslos y las nalgas, si no se trata adecuadamente, con los años puede degenerar en varices. Se muestra con consistencia pastosa con nudosidades y es dolorosa al tacto (a veces hasta de forma espontánea). En ella encontramos insuficiencia circulatoria venosa y linfática de miembros inferiores, signos de edemas, varices, telangiectasias, fragilidad capilar… Una de sus características es la consistencia acolchonada del tejido, el color y la temperatura de la piel por el compromiso circulatorio. En ella las piernas adquieren un aspecto de “pierna de columna” y dificultad para movilizarse. Generalmente se inicia en la pubertad y se agrava en la menopausia.

Celulitis mixta: Este tipo de celulitis es la combinación de cualquiera de las mencionadas anteriormente, ya que en general no se encuentran en forma pura. Hay pacientes que por ejemplo presentan celulitis dura en la cara externa del muslo y celulitis flácida en la cara interna y glúteos.

Diagnóstico de la celulitis

El diagnóstico de la celulitis tiene complicación, básicamente se trata de fijarse en el aspecto de la piel, palpando correctamente y pellizcando suavemente la misma, para cercionarse de la presencia de las placas celulíticas. Pellizcar la piel del muslo exterior, las nalgas o el abdomen entre el dedo índice y pulgar para verificar si aparecen hoyuelos.

La piel aparece con una serie de irregularidades como depresiones que constituyen la clásica piel de naranja. Palpando superficialmente se puede notar la presencia de irregularidades como en grano de arroz y, en estadios más importantes, nódulos celulíticos más grandes y compactos.

Normalmente se encuentran una serie de signos asociados como: calambres, pesadez de las piernas, edematización de los tobillos, pies fríos, con la piel rosada, marmórea, y muy frecuentemente se asocia a la presencia de varículas, varices, hematomas frecuentes…

¿Como se puede eliminar?

Existen gran variedad de tratamientos para acabar con la celulitis de manera eficaz, en primer lugar se deberá realizar un diagnóstico de su caso particular por parte de un médico especialista para indicar cual de ellos o que combinación de los mismos es el más efectiva en su caso.

Además, deberá incorporar a su vida la realización de actividad física para evitar o liberar tensiones, evitar el picoteo entre comidas, los azúcares y beber mucha agua. La realización de masajes también estimulan la circulación de los ácidos grasos liberados por la actividad física y ayuda al sistema linfático a trasportar las grasas y toxinas hasta los canales de de desecho.

Quitar celulitis

Para poder quitar la celulitis es imprescidible un diagnóstico exhaustivo. Nuestro equipo médico cuenta con todo un equipo de especialistas en el tratamiento de la celulitis y la eliminación de grasa localizada, para ello Clínica Ibiza dispone de las últimas técnicas e innovaciones tecnológicas que permiten realizar un análisis y evaluación en profundidad, como es el caso del análisis de la piel mediante de placas termográficas.

Existen distintos tipos de celulitis y grados de expansión (grado 1, 2 o 3), por lo tanto, cada caso es analizado y evaluado de manera particular para identificar las necesidades del paciente. Una vez realizado el análisis y tras haber efectuado el diagnostico, el médico especialista diseñará un tratamiento personalizado y optimizado para el paciente, logrando así garantizar la eficacia de los resultados.