Seleccionar página

Mamoplastia de Reducción de Senos

La reducción de pecho es una técnica que permite remodelar unos senos grandes, disminuyendo su peso y tamaño. Mejora la estética y descarga la columna vertebral y los hombros.

Es una cirugía especialmente gratificante pues, después de la intervención, mejora sustancialmente la estética del pecho y se percibe inmediatamente alivio del sobre-esfuerzo por el exceso de peso.

reduccion de pecho

Detalles de la operación

  • Tiempo quirúrgico: 1 a 2 horas
  • Anestesia: Local
  • Hospitalización: No requerida
  • Recuperación: 2 a 3 días
  • Resultados definitivos: 15 a 20 días

*Los detalles de la operación pueden variar en función del paciente.

Todo incluido

verificaciones

*Lo incluido en el tratamiento podrá variar en función de cada presupuesto.

¿Por qué la intervención?

Tener unos pechos firmes y proporcionados acorde con el resto del cuerpo es un objetivo de belleza básico que muchas mujeres desean. Ésta es una intervención que, generalmente, se realiza para cubrir dos tipos de necesidades, una de tipo estético, ya que unas mamas excesivas mejoran su aspecto con la reducción, y otra por motivos de salud, mejorando las molestias de espalda al liberarse del peso sobrante.

Con este tratamiento de mamoplastia de reducción de pecho se consigue disminuir el exceso de volumen mamario, que generalmente va asociado a la caída de la mama, y se pone solución a un problema estético y funcional que puede tener repercusiones psicológicas y de falta de confianza.

La cirugía

Consiste en una operación compleja pero completamente segura que el equipo médico de Clínica Ibiza realiza de forma habitual bajo anestesia general, y requiere 1 noche de internamiento hospitalario para mayor seguridad.

Para el tratamiento de reducción de pecho, se realiza una evaluación previa de diferentes parámetros como el grado de caída del complejo areola-pezón (y su nuevo emplazamiento), grado de hipertrofia, estado de la piel, edad de la paciente y antecedentes personales. Este análisis es necesario, puesto que determinará las bases de la técnica y cicatriz más adecuada para el paciente.

En función de la técnica seleccionada por el cirujano para la paciente, y previo acuerdo con ella misma, la cicatriz podrá quedar:

tipos-elevacion pecho

  • Solo alrededor de la areola.
  • Alrededor de la areola y vertical pura.
  • Alrededor de la areola y en forma de T invertida.

La mayoría de las intervenciones de reducciones de pecho requieren una incisión con forma de T invertida, cuyo tamaño será mayor en función del grado de reducción que haya que realizar, aunque con el paso del tiempo se va volviendo imperceptible, pues la mayoría de la cicatriz queda escondida en el surco. Inicialmente las cicatrices pueden adquirir un color rosado durante el primer año hasta que maduran.

Además, la sutura siempre se realiza de forma subcutánea y con hilos reabsorbibles, de manera que las cicatrices quedarán habitualmente escondidas bajo el sujetador o el bikini. El tipo y extensión de las cicatrices dependerán del volumen mamario, de la calidad y elasticidad de la piel, y de la caída de la mama.

Después de la intervención

El postoperatorio de la Mamoplastia de reducción de pecho no es especialmente molesto. Tras la intervención se venda a la paciente de 24 a 48 horas (si fuera necesario se le pondrían drenajes para la evacuación total de líquido).

  • Se colocará a la paciente un sujetador post quirúrgico que deberá llevar durante 4 semanas.
  • Los hematomas y las molestias desaparecen paulatinamente, y estarán sujetas a alteraciones de sensibilidad en la zona.
  • El paciente tendrá un día o dos de molestias, y se recomienda dejar de conducir durante al menos dos semanas, durante las que deberá de llevar vida tranquila.
  • Se recomiendan dos semanas de reposo relativo (dependiendo del trabajo).
  • Abstenerse durante un mes de practicar ejercicio.

Al final del proceso notará un cambio proporcionado en su cuerpo, que hará que se sienta más atractiva, con una forma más estilizada y la ropa le quedará mucho mejor. Ésta es una intervención efectiva desde el inicio, pero el resultado final no se consolida hasta pasado un periodo que oscila entre tres y ocho meses, que es el tiempo que suelen requerir las mamas para asentarse en su forma definitiva.

Preguntas frecuentes
¿Quedarán marcas?

La incisión es siempre la menor posible. En el límite de la areola, queda disimulada por la propia rugosidad del tejido y el cambio de color, al cabo de muy pocos meses; en la incisión vertical o en forma de “T” invertida se utilizan técnicas de minimización del rastro, específicas de la cirugía estética, por lo que la cicatriz se humaniza (se estrecha y adquiere el color del resto de la piel colindante) en un plazo de alrededor de seis meses a un año.

¿Hay efectos secundarios?

Aunque este tipo de operación no tenga prácticamente ningún tipo de efecto secundario, puede darse algún caso en el que se encuentre algún tipo de repercusión. La lactancia puede verse afectada, pero este hecho no puede predecirse en su totalidad en la intervención de reducción de senos.